La ética empresarial, un activo intangible

La ética empresarial, un activo intangible

Un tema primordial en el mundo de los negocios es la ética empresarial, una cuestión al que se le presta poca atención pero es esencial para alcanzar el éxito. Pero, ¿qué es la ética empresarial?

La definición de este término de acuerdo al diccionario y portales de consulta, es el conjunto de principios y normas bajo las que se rigen las actividades de una empresa, el tipo de ética que analiza los principios éticos y morales que surgen en el mundo de los negocios y comprende todos los aspectos de la conducta empresarial, incluyendo las del personal. 

En este precepto es que se basa la importancia de la ética empresarial, pues una compañía sin principios y normas de comportamiento está condenada al fracaso. Son muchos los aspectos en los que se debe tener ética, no es sólo el crear una imagen “limpia” ante el mercado. A continuación te explicamos algunos de los casos en los que es necesario tener bases éticas para que tu empresa no pierda activos. 

La ética empresarial, un activo intangible

Producir o comercializar bienes y servicios de alta calidad. Además de que te convertirá en un líder del mercado, influye directamente en tu reputación empresarial y la tendencia es que el consumidor, además de buscar una buena relación precio-calidad, ahora también busca empresas que compartan su ideología.

Tener un clima laboral amigable con todos tus colaboradores. Un tema básico tanto para poder reclutar a los mejores elementos como para que tus empleados sean productivos. 

Presentar informes financieros reales. Esto da seguridad a los inversionistas y te permite, si es el caso, acceder a créditos bancarios.  

Lo ideal es que cada empresa tenga un código de ética, que incluya también las conductas que se esperan de todos los miembros de la organización. Aunque no hay una norma, se sugiere que incluya:

  • Los valores éticos que asume la empresa, así como los cometidos, metas y el papel que la empresa debe cumplir en la sociedad.
  • Las  conductas que se esperan que observe el personal: obligatorias, óptimas, deseables y prohibidas
  • Las sanciones y los casos en que se aplicarían.

Como lo vimos, la ética empresarial es un activo intangible que puede producir beneficios económicos y sociales a nuestra compañía, pues otro factor positivo de tener un código de ética es el poder obtener una certificación ISO basada en este precepto, como la certificación antisoborno (ISO 37001), lo que le da plusvalía a nuestra empresa en el mercado. 

Con información de

Leave a comment