Contratar y retener el talento adecuado para tu empresa

Contratar y retener el talento adecuado para tu empresa

El capital humano siempre ha sido la base donde se cimentan las grandes empresas para ser competitivos y continuar creciendo, pero ante los cambios que experimenta el mercado y la sobre oferta de personal, es necesario saber qué tipo de talentos buscar para nuestra compañía. 

El talento está compuesto por tres características específicas: 

  • El conocimiento. Que engloba además de lo aprendido en las aulas, las habilidades, actitudes y competencias de cada profesional.
  • El involucramiento. Que es el compromiso hacia el trabajo y cumplimiento de metas.
  • Actuaciones y conductas. Que es la identificación por parte del colaborador con la misión, la visión y los valores de la empresa.

Un punto a destacar que en pocas empresa es tomado en cuenta es la motivación que pueda tener nuestro personal para actualizarse profesionalmente. Ante esto, podemos decir que un candidato puede ser inteligente y apto para un puesto, pero no ser el talento que estamos buscando, pues es necesario que cuente con más aptitudes para que sea un elemento que agregue valor a nuestra empresa. 

Qué capacidades buscar 

Te presentamos las principales capacidades que se deben buscar de manera general al momento de hacer una selección de talento.

  • Pro-actividad
  • Iniciativa
  • Gestión del tiempo
  • Inteligencia emocional
  • Motivación
  • Adaptabilidad
  • Potencial de crecimiento

Se puede ser un buen trabajador, pero esto no significa que se tenga talento. El valor agregado de éste último es que además de cumplir con sus tareas, aporta un extra como resultado de sus habilidades, capacidades y actitudes. 

¿Y cómo puedo atraer a los mejores talentos a mi empresa?

Una de las tendencias que se están posicionando en la atracción de talento es el Employer Branding, que es la reputación que tiene la empresa y la propuesta de valor que ofrece a sus empleados. Esta estrategia busca general expectativas en quienes desean laborar con ellos, por lo que es indispensable que los empleados se conviertan en embajadores de la compañía, cuidando la reputación de la misma y replicando los éxitos y beneficios con los que se cuentan. 

Contratar y retener el talento adecuado para tu empresa

De esto último también se desprende el salario emocional, que son todos los beneficios no monetarios que se pueden ofrecer, como es el desarrollo personal y profesional, que, además de las condiciones flexibles para laboral, es uno de los puntos más buscados por los nuevos profesionistas. El apoyo que ofrezca la empresa para continuar actualizándose es uno de los puntos que analizan los talentos más cotizados para decidir quedarse o no en una empresa. 

Destinar presupuesto para el desarrollo del capital humano de tu empresa es una inversión que te redituará en mayor productividad y resultados positivos; hay muchas opciones, como son las dinámicas de integración, o los llamados Bootcamps, que ofrecen además de la unidad entre equipos, la posibilidad de desarrollar las aptitudes de liderazgo en un ambiente divertido.  

La capacitación y la educación continua pueden formar parte del salario emocional, pues se convierte en un incentivo mayor para tu personal y además te permitirá contar con un equipo comprometido, motivado y capacitado para cumplir con sus tareas. 

Te invitamos a conocer los talleres, cursos y certificaciones que puedes encontrar en CI Academy, estamos seguros de que encontrarás lo que necesitas para que el talento de tu empresa se siga desarrollando y lleguen juntos al siguiente nivel. 

Con información de 

Deja un comentario