En todas las empresas y negocios la comunicación está presente, pero no toda comunicación es buena y por eso se debe contar con un departamento encargado de esta área para definir los mensajes que se envían al personal, esto es el área de comunicación interna.

La comunicación interna es un elemento esencial en el clima organizacional de cualquier empresa, pues influye en todos los elementos de la empresa y si es bien utilizada incluso infiere en los índices de productividad.

De acuerdo a Abraham Nosnik, un reconocido autor en el tema, la comunicación interna, la motivación y la productividad están enlazadas de tal manera que al optimizar la primera, mejoran las otras dos. 

Por esto, la comunicación interna es una pieza clave. El buen empleo de la información y los mensajes que se envían a través de los canales institucionales coadyuvan a transmitir correctamente los objetivos y valores de la empresa. Esto promueve una cultura de fidelidad y pertenencia, motiva a los empleados al sentirse valorados y se esfuerzan más para lograr sus metas. 

La importancia de la comunicación interna

De ahí la necesidad de contar con una política sólida, dinámica y continua para la comunicación de la empresa, en donde se involucre a todos los integrantes de la empresa, ya que el talento humano es el capital que mueve a la compañía y produce resultados.

Una buena comunicación interna difunde información exacta acerca de lo que sucede en la compañía para evitar rumores; sabe discriminar mensajes para enfocarse en los temas que son de interés general y maneja adecuadamente los datos que deben conocerse. Además, es un canal abierto para fomentar buenas prácticas laborales y contribuye con Recursos Humanos en los aspectos de capacitación y conocimiento de la misión, la visión y los valores de la empresa. 

Todo esto influye de manera muy positiva sobre el clima laboral y esto influye directamente en los resultados.  

Algunos otros beneficios de una buena comunicación interna son:

Alinea los objetivos individuales con los de la empresa. Esto es gracias a la difusión de la Misión, la Visión y los Valores de la compañía, además de que contener la información nociva.

Fomenta el compromiso y la lealtad laboral. Cuando se tiene una buena comunicación interna, los empleados se sienten identificados con el espíritu de la empresa, lo que influye en su comportamiento y buenas prácticas, además de que disminuye la rotación de personal y se construye una marca atractiva para el talento que desea integrarse o desarrollarse.

Favorece la cohesión grupal y la identidad corporativa. Al transmitir los mensajes correctos, se favorece el buen clima laboral, lo que nos lleva a una mayor cohesión de los equipos y al trabajo en conjunto de los equipos.

Como vemos, el contar con una comunicación interna eficiente nos ayudará a obtener mejores resultados.

Recuerda que en CI Academy podemos ayudarte a mejorar ésta y todas las áreas de tu compañía. Acércate a nosotros y juntos trabajemos en bien de tu empresa. 

Con información de 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita más información